Sociedad


Qué sembrar en agosto: consejos para frutas, verduras y plantas aromáticas ()
20MINUTOS.ES No es posible sembrar cualquier frutas, verdura o planta aromática en algunas épocas del año. Lo bueno del campo en casa: pon un huerto en tu balcón. Qué sembrar en agosto La jardinería ecológica es una afición que cada vez cuenta con más adeptos. Ya son muchas las personas que siembran y cosechan en su propio huerto, jardín o incluso en terrazas o ventanas. El mes de agosto suele ser el segundo mes más caluroso del año por detrás de julio. Las temperaturas son bastante altas, por ello es muy importante que antes de sembrar nada sepamos cuáles son las frutas, verduras y plantas aromáticas que podemos plantar para garantizar un mejor desarrollo. Las siembras que realicemos habrá que protegerlas del sol directo para que no se quemen o se sequen por falta de humedad. Otro de los peligros al que nos podemos enfrentar es a las tormentas del verano, estas pueden echar a perder toda la cosecha. Con las altas temperaturas del verano, el ritmo del cultivo es mucho más acelerado y, por tanto, los frutos maduran mucho más rápido. Debido a esto es conveniente revisar el huerto diariamente para que la cosecha no se nos eche a perder. A la hora de sembrar hay que hacer una distinción entre la siembra en semillero o la siembra al aire libre. Si vamos a sembrar en semillero, en agosto podemos sembrar cebollas, coles o lechugas. En cambio, si vamos a hacerlo al aire libre optaremos por ejemplo por acelgas, borrajas, escarola, lechuga, nabo, coliflor, espinacas o berro. En las zonas que son más templadas también podemos decantarnos por sembrar patatas para que a finales de octubre o noviembre podamos cosecharlas. Las patatas requieren temperaturas frescas durante el proceso de formación de los tubérculos. Entre 15 y 25°C. Otra de las opciones por la que nos podemos decantar es por la siembra de plantas aromáticas o medicinales para más adelante condimentar la comida o usarlas como remedios caseros. En cuanto a hierbas o plantas aromáticas que son típicas para sembrar en agosto son el perejil, el perifolio, la salvia y el hinojo. Si hablamos de agosto la fruta protagonista es la sandía y el melón, pero no es tiempo de sembrar, sino de cosechar.
>> Leer más

Los economistas aconsejan hipotecas a tipo fijo pero Adicae discrepa: "Es un nuevo abuso" ()
L. BELENGUER La banca vuelve a conceder más del 80% del valor de la tasación. Construcción De las 532.367 viviendas que se vendieron en 2017 (datos del Ministerio de Fomento), el 42% no precisó financiación. Un porcentaje que según las estimaciones realizadas por Solvia y recogidas en su último informe Tendencias del Mercado Inmobiliario bajará al 37% a finales de este año 2018. Por lo tanto, el 63% restante de las operaciones de compraventa sí necesitarán la mediación del banco. "Aumenta el número de transacciones realizadas con hipotecas, principalmente debido a un entorno de bajos tipos de interés, que permite acceder a financiación en condiciones muy ventajosas. La recuperación económica y la creación de empleo aumentan la demanda solvente", recoge dicho estudio. El Instituto Nacional de Estadística (INE) arroja otro dato destacable, obtenido del portal estadístico del Colegio de Registradores de España: si durante el mes de abril de 2017 se concedieron 29.310 hipotecas, en abril de este año y último mes del que se disponen de datos se firmaron 40.005 créditos hipotecarios. Cifra que sin embargo no es la más alta del último año. En enero de 2018 se concedieron 41.831 préstamos. El último informe sobre el sector elaborado por Tinsa, referente al segundo trimestre de 2018, concluye que la hipoteca media en España es de 118.339 euros. Madrid, Baleares y Barcelona son las provincias donde se registran las cantidades medias hipotecadas más altas: 165.994€, 164.542€ y 151.618€ respectivamente. En el otro lado de la tabla se encuentran Badajoz (73.189€), Jaén (74.193€) y Castellón (74.403€). Ejemplares en PDF de MiBolsilloEn el último Informe de Estabilidad Financiera del Banco de España, publicado en mayo, la entidad gobernada por Pablo Hernández de Cos advierte de la "presión a la baja sobre la rentabilidad bancaria, condicionada por el entorno de bajos tipos de interés, el descenso de la actividad crediticia y el elevado, aunque decreciente, nivel de activos improductivos". Los llamados activos improductivos incluyen los bienes adjudicados por impago de deudas y los créditos morosos. En otras palabras, aunque el número de viviendas absorbidas por los bancos va reduciéndose, estos activos tóxicos seguirán siendo altos hasta 2020. En este sentido, el número de ejecuciones hipotecarias sobre la vivienda habitual —o sea, los desahucios— certificadas en el primer trimestre de 2018 fue de 2.027, una cifra que ha ido reduciéndose según los datos del INE, que en el mismo periodo del año pasado contabilizó 4.339. En 2015 esta cifra ascendió a 8.890 casos en los que una familia se quedó sin su casa hipotecada por no poder pagar al banco. Presiones al BCE Actualmente los bancos ya no prestan con "la misma alegría" que antes de la crisis, comenta la directora de estudios de Fotocasa, Beatriz Toribio, quien considera "clave" para el futuro del sector la financiación. Durante los últimos años el Banco Central Europeo ha mantenido los tipos de interés inusualmente bajos para incentivar la recuperación del sector. "Está haciendo una política absolutamente heterodoxa y está recibiendo presiones para que haga política normal y cuando la haga, los tipos de interés van a ir para arriba", explica el profesor de economía de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) Josep Lladós. Teniendo en cuenta que esta laxitud de los tipos tiene los días contados, los expertos aconsejan hoy en día contratar hipotecas a tipo fijo en torno al 2% "porque aunque a corto plazo tengas la sensación de que estás pagando más, de aquí a pocos años dará seguridad, tranquilidad y estabilidad". Siempre y cuando el escenario no sea una hipoteca a cinco o diez años, en cuyo caso sí interesa más el tipo variable. Sin embargo, desde la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) aseguran que "las entidades y el Gobierno con el proyecto de Ley de Crédito Inmobiliario pretenden reorientar el mercado hacia las hipotecas a tipo fijo, en línea con lo que el sector bancario está haciendo ya de facto, algo que en la coyuntura actual de tipos y con prácticas como las de las hipotecas ‘a tipo mixto’ (10 años con tipos fijos a 21 veces el euríbor actual y el resto del plazo a diferenciales arbitrados exclusivamente por la banca) constituye un nuevo abuso a los consumidores". "Con el euríbor en negativo y que tardará todavía en subir", Adicae recomienda "sin duda los tipos variables, a no ser que las entidades ofrezcan hipotecas a tipo fijo todavía mucho más bajo. Diferenciales del 1,5 o el 2 no son aceptables, teniendo en cuenta que una hipoteca se extiende durante 20 o 30 años".
>> Leer más

Decálogo para soportar el calor dentro de casa (sin aire acondicionado) ()
JUAN FERRARI Lo más importante es cerrar ventanas y bajar persianas durante las horas de sol. Los focos halógenos generan mucho más calor que las bombillas LED. Ventilador o aire acondicionado, ¿con cuál me quedo? Viviendas Las casas, mientras más preparadas, más confortables y menos calurosas. Por eso, los promotores incluyen en sus memorias constructivas elementos aislantes en ventanas o muros, pintura y material exterior que capte o repela el calor -según necesidades orografías- e, incluso, orientaciones pensadas para los rigores estivales e invernales. Además, junto a la calefacción es frecuente que las nuevas viviendas incluyan preinstalaciones de aire acondicionado centralizado para toda la casa. Sin embargo, un alto porcentaje del parque de vivienda no tiene estas medidas y muchas casas carecen de aire acondicionado a pesar de ser un electrodoméstico cotidiano en España. Y cuando llega la canícula, hay lo que hay, por lo que conviene recurrir a remedios básicos para mantener la casa lo más fresca posible. Este es el decálogo de supervivencia: 1.La regla de oro. Durante el día, dependiendo de la temperatura exterior, las ventanas cerradas, las persianas (preferiblemente blancas) bajadas, y las cortinas (a poder ser tupidas y opacas) corridas. Y si se tiene toldo (elegir colores exteriores claros) bajarlo cuando el sol esté dando en la fachada. En los días que más apriete el calor, no abrir hasta varias horas después del ocaso, pues la temperatura no empieza a bajar inmediatamente. El momento más frío del día es el amanecer. No dejarse las ventanas abiertas cuando se salga de casa, aunque en esos momentos haga fresco. 2.Ventilación. No obstante, la casa debe ventilarse a primera hora de la mañana o mejor durante la noche para que bajen las temperaturas alcanzadas durante el día. Conviene provocar corrientes entre ventanas. 3.Viste ropa fresca en casa. Evitar tejidos sintéticos, que transpiran peor, y ropa ajustada. El lino y el algodón son los mejores. Los colores solo afectan si nos exponemos a los rayos solares. 4. Viste también la casa de verano. Es momento de guardar las alfombras y los cojines de los sofás y de cambiar las sábanas preferentemente por unas de algodón. Los colchones suelen tener un lado de verano y otro de invierno. Los de viscoelástica, por su configuración, retienen el calor corporal y generan una mayor sensación de calor. 5. Comida ligera. La alimentación es otro elemento que permite rebajar la temperatura, si no la ambiental, sí la corporal. Comidas con mucho líquido -ensaladas, frutas- e ingerir bebidas y abundantes. Por otro lado, usar el horno o la plancha de cocina sube la temperatura de la casa. La campana extractora puede contribuir a renovar el aire y rebajar la temperatura de la cocina. 6. Iluminación. Aunque la venta de bombillas incandescente está prohibida desde septiembre de año pasado y los focos halógenos correrán la misma suerte el año que viene, hay que recordar a aquellos que no las hayan sustituido que, además de consumir más, generan mucho más calor que las bombillas LED. Hay que tener en cuenta que ver la televisión o utilizar el ordenador con la luz apagada no es bueno para la vista. 7. Aparatos del hogar, por la noche. Preferentemente utilizar algunos electrodomésticos, como el lavavajillas, la lavadora o la plancha de la ropa, por la noche. En definitiva, son máquinas que desprenden calor. Igual pasa con los televisores o los ordenadores. Por este motivo, no conviene ver la televisión o utilizar los portátiles en el dormitorio inmediatamente antes de dormir 8. Aislar las habitaciones, cerrando las puertas y regar el suelo de la terraza si se tiene cuando ha alcanzado una temperatura alta. 9. Uso del espacio. Si se tiene una vivienda con dos plantas, la baja es más fresca. Incluso hay quien habita los sótanos para poder dormir mejor. Y si se tiene jardín o plantas (muy adecuadas para el verano), regarlas pero cuando el calor haya dejado de apretar. Es una manera de refrescar el ambiente. 10.Abanico. Finalmente, no debemos olvidar el abanico, que de tantos sofocos salvó a nuestras abuelas.
>> Leer más

El reto de edificar de forma sostenible tiene fecha límite: 2021 ()
LOLITA BELENGUER Un edificio en Zaragoza, distinguido a nivel mundial por su eficiencia energética. Eficiencia energética: acógete al programa de rehabilitación del Plan Vivienda y ahorra. Vivienda Passivhaus "Hemos traspasado todas las barreras que el sentido común ecológico nos impone". Es una de las conclusiones del informe Hacia un nuevo modelo del sector inmobiliario, sostenible y competitivo, elaborado por la consultora PWC, que ya en 2012 avisaba de que "la forma de construir no puede ser una excepción" en la necesidad "imprescindible" de inventar nuevas formas de producción más eficientes y respetuosas con el medio ambiente. Bruselas acaba de aprobar la nueva normativa 2018/844, que obliga a partir de 2021 a que todas las edificaciones de obra nueva o rehabilitadas sean energéticamente eficientes y dispongan de energía renovable generada en el propio edificio. "Los resultados de esta nueva directiva los empezaremos a ver plasmados en la legislación y las políticas españolas a partir de 2019 y 2020", asegura la gerente del Green Building Council de España (GBCE), Dolores Huerta. La normativa de 2018 resume y actualiza las anteriores de 2010 —que obligaba a emitir el certificado de eficiencia energética y definía el consumo nulo, y cuya última consecuencia ha sido la reciente modificación del código técnico de edificación— y de 2010, que se fija en que las viviendas existentes y su rehabilitación sean energéticamente eficientes. Ahora bien, "en la sociedad hay voluntad por la sostenibilidad, la salud y la ecología, y la vivienda no es ajena a esa demanda. Hay gente que quiere ir más allá de esta normativa", sostiene Huerta. Para ello, existen diferentes certificaciones como Passivhaus, "que es el estándar alemán que define los edificios más eficientes energéticamente en arquitectura", según define el arquitecto experto en sostenibilidad Iñaki Alonso, y las tres categorías llamadas Leed, Breeam y Verde, "que atienden además de al consumo energético a que los materiales de construcción no afecten a la salud, a que sean de bajas emisiones de CO2 o que la calidad del ruido y la luz natural sean óptimas", describe Huerta. ¿Cuántos edificios limpios hay en España? En 2017, Breeam certificó la sostenibilidad de 352 edificios y hay más de 140 en proceso. En total existen actualmente 419 edificios con esta certificación, de los cuales el 50% son de obra nueva y el 60% se concentran entre Madrid y Barcelona. Sobre el uso de los edificios, el 33% son oficinas, el 26% son superficies comeriales, el 23% residencias y el 10% industria. Destaca el incremento en el sector de las vivienda, donde se ha pasado de 40 a 8.000 en tres años en 114 promociones. "Cada año se ha duplicado el número de certificaciones", anotan desde la organización. A estas cifras hay que sumar los 82 edificios certificados como Verdes (27 son viviendas) y los 560 con el distintivo Leed, así como los 86 que cumplen con el estándar Passivhaus más los 69 con compromiso de certificación previstos para 2018, según los datos de la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP). El director comercial de Tinsa, Pedro Soria, se muestra convencido de que la edificación sostenible "es el camino", si bien reconoce que el ritmo de crecimiento es lento. El reto consiste, en su opinión, en "integrar los costes de la construcción sostenible sin elevar el precio final de la vivienda". En este sentido, los analistas de PwC calculan que construir con los estándares más altos de certificación incrementaría los costes totales de la construcción entre un 5 y un 7,5%. Sin embargo, recalcan que "uno de los factores clave que hay que poner en valor es la relación directa entre la construcción sostenible y la reducción de los costes de mantenimineto y operación de un edificio". Iñaki Alonso, el CEO del estudio de arquitectura Satt, que está construyendo el primera promoción de cohousing ecosocial y sostenible de Madrid, estima que teniendo en cuenta que en los últimos diez años  la electricidad ha subido un 8% cada año, "el coste de mantener un edificio convencional durante los próximos 30 años sería un 30% más caro que en uno sostenible". Otro ejemplo que pone el experto: "Si durante los 30 años que están pagando la hipoteca pagas 20€ de luz al mes en lugar de 70€, estos 50€ multiplicados por 12 meses y por 30 años suponen una gran diferencia". La clave consiste en entender que la inversión en sostenibilidad tiene un retorno a largo plazo, que viene a ser el marco temporal del disfrute de una vivienda y ciclo de vida de un edificio. "En el mercado automovilístico sí hemos tomado ya  consciencia del consumo de cada modelo, pero en el mercado de la vivienda todavía no", indica Alonso. ¿Qué hacer en casa para ser más sostenibles? Simplemente cambiando ciertos hábitos podemos reducir considerablemente el consumo energético y con ello aliviar la presión en nuestras carteras y cuidar el medio ambiente. "Los edificios no contaminan sino sus habitantes", puntualiza Dolores Huerta. Hay gestos que son gratis con los que ahorras mucho. La gerente del GBCE los enumera: apagar la luz cuando no estás, no dejar los aparatos en stand by, hacer un uso racional de los electrodomésticos y la climatización, bajar las persianas y los toldos (si se tienen) en las horas de sol en verano y subirlas en invierno, ventilar la casa por la noche durante el verano y solo lo necesario en invierno o programar la caldera, entre otros. Si nuestra casa es antigua, Huerta recomienda informarse para ir preparándola para las reformas. Un buen aislamiento del hogar y del edificio si se vive en comunidad son medidas más costosas pero con un gran retorno de la inversión. "Instalar renovables es lo más complejo y costoso pero dentro de nada será la opción", considera Huerta. Para ayudar a hacer frente a estas inversiones, los ciudadanos puede solicitar las ayudas a la rehabilitación que contempla el nuevo Plan de Vivienda 2018-21 del Ministerio de Fomento o las subvenciones del Instituto para la Diversifiación y Ahorro de la Energía (IDAE), "que puso en marcha el Plan Pareer y cuyos fondos se agotaron en seguida".
>> Leer más

La recuperación de la vivienda "a dos velocidades" perjudica a los jóvenes ()
LOLITA BELENGUER Entrevista a Fernando Encinar (Idealista): "Si tienes menos de 30, sin duda tienes que alquilar". Vivienda Todas las cifras indican que el sector de la vivienda atraviesa una intensa recuperación que en las grandes ciudades y la costa incluso se ha consolidado, pero con la lección aprendida tras la crisis que golpeó de lleno al sector entre 2008 y 2013. Sin embargo, mientras en plena normalización del mercado inmobiliario las grandes ciudades como Madrid y Barcelona presentan una demanda por encima de la oferta actual y esto está forzando a que mucha gente tenga que irse a las afueras a encontrar una casa acorde a sus posibilidades económicas, otras pequeñas capitales de provincia del interior del país continúan con el ajuste de precios y la actividad paralizada. Esta es la España "a dos velocidades" de la que hablan voces de referencia en el sector como la directora de estudios de Fotocasa, Beatriz Toribio, su homólogo en Idealista, Fernando Encinar, o el director comercial de Tinsa, Pedro Soria. Según explica este último, "Madrid y Barcelona son los dos grandes motores, aunque la capital catalana ha perdido ritmo de crecimiento en los últimos tres trimestres de 2017". En este lado de la moneda han entrado ya otras capitales como Valencia, Sevilla y Zaragoza, a las que se van sumando Bilbao, Pamplona y Logroño. En el otro extremo, "con menor dinamismo laboral y económico y los mercados todavía penalizados por la crisis", Soria sitúa a las Castillas, Extremadura, Asturias, Galicia, Teruel o Huesca. Ejemplares en PDF de MiBolsilloDel último informe Tinsa sobre los mercados locales, referente al segundo trimestre de este año, se extrae que el precio medio en España se sitúa en 1.328 €/m2y acumula un crecimiento del 10,9% desde el mínimo marcado en el primer trimestre de 2015. "Pese a todo, la vivienda sigue estando un 35,2% por debajo del nivel de 2007. Madrid capital se ha revalorizado un 41,8% y Barcelona un 48,8% desde que tocaran sus respectivos mínimos en la crisis. La vivienda terminada (nueva y usada) en Madrid es un 18,9% más cara que hace un año y destaca con el mayor incremento interanual entre las capitales en el segundo trimestre, seguida de Málaga (+ 15,8%) y Palma de Mallorca (+12,9%)". La cifra que arroja el Ministerio de Fomento sobre el valor tasado medio de la vivienda libre es un poco superior a las cifras de Tinsa: en el primer trimestre de 2018 se situó en 1.566,60 euros el metro cuadrado, un dato 2,7 puntos porcentuales mayor que la del mismo periodo en 2017. En cuanto al número de operaciones, las últimas estadísticas publicadas por el INE referentes al mes de m544488 ayo muestran que en total se vendieron 47.177 viviendas en España, una cifra muy cercana a las 49.647 registradas en 2008, en plena burbuja inmobiliaria. Pedro Soria habla de "la demanda de reposición" para describir el mercado actual. Se refiere a que muchas familias que están comprando casa nueva lo hacen habiendo vendido previamente su vivienda anterior, más pequeña o en una peor ubicación. Sobre la financiación, el director comercial de Tinsa recalca que los bancos "ya no conceden financiación infinita", si bien las actuales condiciones de tipos bajos facilitan la acelaración del mercado, pero "de una forma mucho más controlada". El acceso a la vivienda por parte de los jóvenes sigue siendo el gran reto del sector en España, donde el 36% de los menores de 25 años no tienen trabajo. Ante este panorama de inestabilidad en el que también entran en juego la temporalidad de los empleos —el 26% de los contratos firmados en el primer trimestre de 2018 fueron temporales, según el INE— y los bajos salarios que dificultan las posibilidades de ahorro, la opción es el alquiler. Pero este mercado también presenta varios aspectos a tener en cuenta, en opinión de Pedro Soria. "Por un lado, somos un país de propietarios con poco producto en alquiler; por otro, hay inseguridad jurídica y los porpietarios tienen miedo a alquilar por tener problemas con los inquilinos". Gentrificación del centro A esta coyuntura se une la presión sobre los precios que ejerce la demanda turística, origen de "la gentrificación o efecto expulsión del centro a la periferia de los habitantes". Un proceso que Soria define como natural, que está pasando en todas las capitales europeas y que es fruto de la ley de la oferta y la demanada. Otro de los principales retos que afronta el sector inmobiliario en España es la organización del stock. El INE contabiliza un total de 25,2 millones de viviendas existentes en España, de las cuales 3,4 millones están vacías. Pero he aquí la cuestión: dos de cada tres de las viviendas vacías y el stock inmobiliario se encuentra en lugares donde no hay demanda, según explica el director de estudios y cofundador de Idealista, Fernando Encinar. Y sin embargo, donde sí hay necesidad, escasea la oferta, como es el caso de las grandes ciudades y las zonas costeras. "El problema es que a las casas no les podemos poner ruedas", es algo en lo que coinciden tanto Soria como Encinar. En cuanto al stock de vivienda en venta, "que puede estar entre las 800.000 y un millón", según los datos de Idealista, "volvemos a lo mismo: hay miles en sitios donde no hay demanda", explica Fernando Encinar. La España del interior se está quedando despoblada y con viviendas desangeladas porque se están produciendo flujos migratorios hacia las grandes ciudades en busca de mejores oportunidades laborales. Desde Tinsa reconocen que a día de hoy "poco se puede hacer" pero confían en que cuando se recupere el mercado "se busquen soluciones", como por ejemplo destinar esas construcciones a "crear viviendas con carácter sanitario para las personas mayores", un sector de la población que en España va a más y que ya representa uno de los motores económicos del país, con hogares cada vez más envejecidos y menos personas. El número de viviendas en manos de los fondos de inversión "son un granito respecto al total", sostiene Pedro Soria. "Hay mucho pequeño propietario dueño de una o dos viviendas que no las saca al mercado del alquiler por miedo". Según el director comercial de Tinsa, "dinamizar la oferta a base de poner condiciones o facilidades a los promotores para que saquen vivienda en alquiler y les sea rentable" sería otra solución, entre todas las que proponen los agentes del sector: más parque público, medidas fiscales y limitación de los precios. 811€ de alquiler medio Según el informe semestral de precios de alquiler elaborado por el portal inmobiliario pisos.com, la vivienda en alquiler en España tuvo en junio de 2018 una superficie media de 117 metros cuadrados y una renta media mensual de 811 euros. Esta cifra marcó un ascenso mensual del 0,75%, trimestral del 3,97%, semestral del 7,85% e interanual del 15,04%. Según Ferran Font, director de estudios de pisos.com, "el crecimiento de las rentas de alquiler, sobre todo en aquellos lugares donde el alquiler residencial entra en competencia con el de carácter vacacional, está arrojando mensualidades ante las que buena parte de la demanda no puede responder con sus ingresos". En opinión de Font, "el calentamiento de este mercado tiene varias consecuencias. Por un lado, muchos inquilinos están mirando de nuevo a la compra, pero en capitales como Madrid y Barcelona, así como en los municipios más cercanos a las mismas, los precios de venta están rondando los máximos. Por otro lado, los inquilinos que disfrutan de un alquiler aceptable albergan cierta incertidumbre, ya que temen que sus caseros actualicen la renta al alza en cualquier momento con el fin de liberar el inmueble y explotarlo turísticamente". En este sentido, tres capitales superaron los 1.400 euros de renta media mensual: Barcelona (1.796 €/m²), Madrid (1.725 €/m²) y Donostia-San Sebastián (1.405 €/m²). El portavoz del portal inmobiliario admite que, "el coste del arrendamiento hace cada vez más complicado para las familias ajustarse a su presupuesto, al tiempo que el encarecimiento de las rentas frente al inmovilismo de los salarios merma seriamente la capacidad de ahorro". Respecto al alquiler de pisos de estudiantes, el estudio Cities in Focus: 2018 Global Student Accomomodation Indicator elaborado por la plataforma Student.com revela que Albacete es la ciudad donde menos pagan los estudiantes en concepto de arrendamiento (51€), seguida de Johannesburgo (66€) y Singapur (80€). En el otro extremo de la clasificación se encuentran Boston (394€), Nueva York (341€) y Londres (288€). Entre las diez primeras ciudades donde los estudiantes se gastan menos en el alquiler se encuentran otras dos españolas: Murcia (82€) y Granada (86€), en cuarta y quinta posición respectivamente. El ministro de Fomento José Luis Ábalos ha anunciado la construcción de 20.000 viviendas que se destinarán al alquiler social a precios limitados y en las ciudades donde los precis se han disparado a causa de la escasez de oferta. El plan tiene como objetivo principal facilitar el acceso a una vivienda a los jóvenes y las familias con menos recursos. De momento es un proyecto a largo plazo que se llevará a cabo junto a las comunidades autónomas.
>> Leer más