Gastronomía


Pagan 482.000 euros por una botella de vino francés en una subasta ()
AGENCIAS Se trata de una botella de Romanée-Conti producida en el año 1945 en la región de Borgoña. El precio pagado se ha convertido en un nuevo récord mundial. Las dos botellas de Romanée-Conti subastadas en Nueva York. Un total de 558.000 dólares, o lo que es lo mismo, 482.000 euros es lo que se pagó el pasado sábado por un vino francés en una subasta de Nueva York (EE UU). Una cuantía que se convirtió en el nuevo récord mundial pagado por una botella de vino de cualquier tamaño. Pero claro, este no era un vino cualquiera, sino una de las 600 botellas de Romanée-Conti producidas en el año 1945, según informó Agence France-Presse. Este morapio está considerado como el mejor vino de la región francesa de Borgoña, uno de los productores más prestigiosos del mundo. Y, pese a ello, el precio final —que incluye impuestos y comisiones— fue 17 veces superior al estimado por la casa de subastas neoyorkina Sotheby's, que situaba su precio de salida en 32.000 dólares (28.000 euros). #AuctionUpdate **NEWSFLASH** This morning in #NYC, two bottles of Romanée Conti 1945 from the personal cellar of Robert Drouhin each broke the prior world auction record for a single bottle of wine of any size, selling for $558,000 & $496,000. #SothebysWine pic.twitter.com/eGOnt5MlZg — Sotheby's (@Sothebys) 13 de octubre de 2018 Minutos después de vender esa botella, se subastó otra y su precio final fue de 496.000 dólares (428.000 euros). El año 1945 fue la clave también de esta venta. Y es que justo después de ese ejercicio, las viñas de las que nació el Romanee-Conti fueron arrancadas para ser replantadas. No obstante, su dominio, en la región de Cote de Nuits —que abarca menos de dos hectáreas— todavía poduce entre 5.000 y 6.000 botellas por año. Los lotes del sábado provinieron de la colección personal de Robert Drouhin, quien de 1957 a 2003 dirigió a la bodega Maison Joseph Drouhin, una de las más destacadas de Borgoña, una de las regiones francesas más importantes en el mundo del vino. El récord anterior lo ostentaba una botella de vino estándar de Chateau Lafite Rothschild de 1869, vendido en Hong Kong en 2010 por 233.000 dólares (201.000 euros). Asimismo, un Mouton-Rothschild de tres litros de 1945, tuvo el récord previo en 2007 al alcanzar un valor de 310.700 dólares (268.000 euros) en una subasta de Nueva York.
>> Leer más

Muere Salvador Gascón, referente de la cocina mediterránea ()
20MINUTOS.ES En su restaurante Casa Salvador de Cullera se puede probar una interminable variedad de arroces. Jamie Oliver abre un restaurante con platos basados en los ingredientes más desperdiciados. Salvador Gascón Salvador Gascón, un referente de la cocina mediterránea al frente del restaurante Casa Salvador de Cullera y destacado dirigente del motociclismo en la Comunitat Valenciana, ha fallecido en esta ciudad a los 72 años. La historia de la gastronomía valenciana del último medio siglo está muy ligada a la figura de Salvador Gascón, que en las últimas décadas convirtió su restaurante en un referente, ya que, junto al lago del L'Estany de Cullera, preparaba el arroz en todas las formas imaginables. Según la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV), la historia de la gastronomía valenciana del último medio siglo "no puede entenderse" sin la figura de Salvador Gascón (Tavernes de la Valldigna -València-, 1946) y su compromiso con el asociacionismo, que le llevó a ser uno de los impulsores de la propia patronal hostelera. Sus padres montaron en Cullera un modesto merendero para dar comida a los pescadores del lago de L'Estany, unas instalaciones que con el tiempo Salvador transformó en un restaurante de prestigio, especializado en la cocina mediterránea y una amplia carta de arroces. Autor del libro Los mejores arroces de la Comunitat Valenciana, su pasión por la cocina le hizo acreedor de numerosos premios y reconocimientos tanto para él como para su local, entre ellos el Premio de Gastronomía Tradicional Lola Torres, la Medalla de oro al mérito Turístico, el Premio Nacional de Hostelería y el Premio de la Hostelería Valenciana a la Trayectoria profesional en el año 2016. Creador de la paella de Cullera En los últimos años realizó una intensa labor para promocionar el territorio y la gastronomía de Cullera poniendo en valor la receta de la paella de Cullera, un arroz marinero de nueva creación hecho exclusivamente con productos locales como salmonetes, figatells (una especie de albóndiga) de escorpa, caldo de pescado de roca, sepionet y arroz de la variedad Sendra. Gascón regaló la receta de esta paella al Ayuntamiento de Cullera, que desde 2016 convoca un concurso internacional para dar a conocer este novedoso plato. La otra faceta que ha marcado la personalidad de Salvador Gascón fue el motociclismo, primero como presidente del Moto Club Cullera, desde donde apoyó deportiva y económicamente a Ricardo Tormo en su trayectoria deportiva hasta alcanzar el título mundial de 50 cc. Posteriormente fue elegido presidente de la Federación de Motociclismo de la Comunitat Valenciana en 1982 hasta que en el año 2009 dejó el cargo y pasó a ser presidente honorífico. A lo largo de su presidencia fue uno de los impulsores de la creación de un circuito de motociclismo en la Comunidad Valenciana, que finalmente se construyó en Cheste en 1999.
>> Leer más

Los ingleses intentan ahora aprender a cocinar con las sobras ()
20MINUTOS.ES Jamie Oliver abre una cafetería con platos basados en los ingredientes más desperdiciados. Los hogares europeos tiran más del 8% de los alimentos que compran. Jamie Oliver Cocinar con sobras es algo así como el "abc" de la cocina. Todo puede tener una segunda vida; puede formar parte de un segundo plato. Decenas de las recetas que hoy son clásicas en cualquier tradición culinaria nacieron de un segundo uso de las sobras de un plato anterior. Por economia, pero no solo. Que se lo digan a nuestras madres y abuelas. Se ha hecho toda la vida; al menos en países con fuerte tradición gastronómica, como el nuestro. Pero en Inglaterra saben poco de todo esto. Tanto como que quieren ahora aprender a cocinar con las sobras. Tenía que ser Jamie Oliver, una vez más. El chef británico acaba de abrir en East London, junto a una marca de electrodomésticos, el Fresh Thinking Café. Se trata de una inusual cafetería pop-up, cuyo principal atractivo se encuentra en un menú degustación con platos inspirados en los ingredientes más comúnmente desperdiciados en los hogares europeos. Según Oliver, "la buena comida es algo hermoso, reúne a las personas, puede animarte y puede darte toda la bondad que necesitas para alimentar tu día". "Creemos que nada de eso debería ser desperdiciado, por lo que estoy encantado de compartir consejos para reducir el desperdicio de alimentos y hermosas recetas basadas en ingredientes que a menudo se tiran", afirma el chef. Pan, ensalada y verduras La cafetería estará a cargo de la marca de electrodomésticos Hotpoint y ha sido inaugurada por Oliver, embajador de la marca. La acción conjunta busca mostrar a los consumidores herramientas útiles para minimizar sus desperdicios a través de una mayor apreciación de los alimentos, con un uso más inteligente de la tecnología disponible y mejorando al mismo tiempo sus habilidades culinarias. Cada plato del menú se basa en sugerencias del propio público y utiliza el excedente de alimentos de proveedores locales, siempre que sea posible. Así, el menú de degustación ofrece una variedad de platos utilizando ingredientes básicos como el pan, la ensalada de bolsa y verduras frescas, algunos de los alimentos más desperdiciados en Europa. Con esta acción, que se engloba dentro de la campaña 'Fresh Thinking for Forgotten Food' (pensamiento fresco para alimentos olvidados), se pretende concienciar a la sociedad del hecho de que los hogares europeos afirmen que tiran más del 8% de los alimentos que compran, según una encuesta realizada por la propia compañía. Además, 88 millones de toneladas de alimentos se desperdician cada año solo en Europa. Sobre la premisa de "paga lo que quieras", los ingresos recaudados en la cafetería se donarán a FoodCycle, una organización benéfica con sede en el Reino Unido que combate el desperdicio de alimentos, la pobreza alimentaria y la soledad.
>> Leer más

Receta contra el calor: granizado de café ()
EMMA GARCÍA Aprende a hacer un delicioso café helado en casa. 'Flat white', 'cold brew', 'stumpy' y otros nombres que todo cafetero debería conocer. Café granizado En plena ola de calor apetecen más que nunca los cafés fríos. ¿Y si en vez del clásico con hielo probamos con un granizado de café? Es muy fácil de hacer y lo único que necesitaremos es café y azúcar invertido, que el otro día os contábamos cómo preparar en casa. El azúcar invertido es ideal para hacer cualquier tipo de helado o granizado porque gracias a su efecto anticongelante conseguiremos mejores texturas. Pero si por algún motivo no podemos prepararlo, al menos tenemos que diluir el azúcar en un cazo de agua al fuego antes de mezclarlo con el café. El truco para un buen granizado, además del usar azúcar invertido, es preparar el café fuerte, más cargado del que tomaríamos habitualmente. Así, al convertirse en hielo, no quedará aguado y seguiremos disfrutando del sabor del café. Por cierto, también podemos prepararlo con descafeinado. Ingredientes 400 ml. de café 100 ml. de azúcar invertido (o 100 gr. de azúcar disuelto en agua) Opcionalmente podemos añadir unas gotas de zumo de limón o un poco de canela en polvo Preparación Hacemos el café en nuestra cafetera habitual con el doble de carga para conseguir un sabor más fuerte. Dejamos enfriar el café a temperatura ambiente. Ponemos el café en un tupper y añadimos el azúcar invertido (o el almíbar de azúcar). Si queremos añadir limón o canela este es el momento. Introducimos el tupper en el congelador sobre una superficie plana y lo dejamos durante 1 hora. Pasado este tiempo, lo sacamos del congelador y con un tenedor rompemos el hielo que se haya formado. Volvemos a poner el tupper en el congelador y repetimos el proceso cada hora hasta que todo el café sean pequeños cristales de hielo. Sacamos del congelador 10 minutos antes de servir.
>> Leer más

Receta de ensaladilla rusa con Thermomix ()
EMMA GARCÍA Trucos para hacer una ensaladilla rusa como la de tu madre. ¿Comen en Rusia ensaladilla rusa? Ensaladilla rusa con Thermomix En esta época del año la ensaladilla rusa apetece más que nunca. Es una de las tapas más recurrentes en las terrazas, pero también algo que de siempre hemos comido en casa. Y sí, en cada una se prepara de forma diferente. Con el Thermomix tenemos la ventaja de poder preparar las verduras al vapor y, al mismo tiempo, cocer los huevos aprovechando ese vapor. Una forma rápida de preparar ensaladilla sin poner la cocina patas arriba. Eso sí, de cortar las verduras a taquitos pequeños y de tamaño aproximado no nos libra nadie De manera opcional podemos añadir aceitunas y decorar con anchoas o pimiento asado (o piquillo). Los guisantes pueden ser frescos, de bote (pero de calidad) o congelados. La mayonesa mejor si es casera, aunque mucho cuidado en verano con su conservación. Y si no tenemos Thermomix podemos prepararla como siempre siguiendo estos consejos. Si somos veganos también podemos optar por una versión libre de productos animales y con una mahonesa sin huevo. Y si queremos salirnos del guión y preparar una ensaladilla diferente podemos atrevernos con esta de aguacate y gambas. Ingredientes 600 gr. de agua 3 huevos 600 gr. de patatas 150 gr. de zanahoria 100 gr. de guisantes 100 gr. de judías verdes Sal 200 gr. de atún en aceite de oliva 300 gr. de mayonesa Preparación Pesamos los ingredientes con la opción peso. Lavamos, pelamos y troceamos en dados pequeños las patatas y zanahorias. Lavamos las judías verdes y también las cortamos en trocitos pequeños de tamaño parecido. Ponemos el agua en el vaso e introducimos el cestillo con los 3 huevos. Situamos el recipiente Varoma en su posición. Dentro del Varoma ponemos las patatas y en la bandeja superior las zanahorias y las judías verdes (tambien los guisantes si son frescos o congelados). Tapamos el Varoma y programamos 26 minutos, opción Varoma, velocidad 1. Retiramos el Varoma y ponemos las verduras en una ensaladera grande, sazonamos y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Escurrimos el atún y lo añadimos desmenuzado a las verduras ya frías. Retiramos la cascara de los huevos y los troceamos para añadirlos también a la ensaladera. Si los guisantes son en conserva es el momento de añadirlos también. Si queremos, podemos añadir aceitunas sin hueso enteras o laminadas. Añadimos la mayonesa a la ensaladera y mezclamos todos los ingredientes. Guardamos la ensaladilla rusa tapada con papel film como mínimo una hora en el frigorífico. Para servir, podemos decorar con anchoas, pimientos o unos picos.
>> Leer más