Gastronomía


Qué ofrecen, a qué precio y qué lista de espera tienen los 5 mejores restaurantes del mundo ()
20MINUTOS.ES Osteria Francescana, de Massimo Bottura, el mejor restaurante del mundo según '50 Best'. Estos son los 50 mejores restaurantes del muno: 7 españoles. Así se eligen los mejores restaurantes del mundo. Osteria Francescana El restaurante gerundense El Celler de Can Roca, de los hermanos Roca, fue reconocido este martes como el mejor de España, dentro de la lista de los 50 mejores de The World's 50 Best. En el ranking global la triunfadora fue la Osteria Franciscana, del cocinero Massimo Bottura, en Módena (Italia), con El Celler segundo y el Mirazur francés tercero, en lo que supuso el triunfo de la cocina mediterránea, que copó el podio. Los galardones fueron entregados durante una gala celebrada en el Palacio Euskalduna de Bilbao, en la que no hubo muchas novedades entre los españoles: la que más, la entrada al puesto 18 del barcelonés Disfrutar. A continuación, una muestra de lo que ofrecen los cinco mejores restaurantes de la lista en sus menús y a qué precios, y cómo de largas son sus listas de espera, de acuerdo con sus páginas web oficiales: 1. Osteria Francescana El restaurante Osteria Franciscana del cocinero Massimo Bottura, situado en en Módena (Italia), fue segundo el año pasado y primero en la edición del 2016. Con el primer puesto logrado este año se premia a un chef muy reconocido y pasional, que ha reinventado platos de la cocina italiana como la lasaña. Bottura juega con las tradiciones y experimenta con ingredientes de la región de donde proviene, incluyendo tratar el queso parmiggiano-reggiano en diferentes temperaturas, texturas y sabores. Menú degustación. 10 platos: 250 €. 12 platos: 270 €. Primeros: Arroz negro; espagueti cocinado en caldo de crustáceos con tartar de gambas rojas y verduras; raviolis de puerros, foie gras y trufa; caracoles, liebre y hierbas aromáticas; tortellini en miniatura a la modenesa servidos en caldo de capón; tallarines con ragú picado a mano. 60-70 €. Segundos. Langosta con salsa doble, ácida y dulce; lubina con salsa holandesa; lechón con verduras encurtidas y vinagre balsámico tradicional Villa Manodori; pato salvaje, perdiz o bollito; filete de ternera Rossini con foie gras y caviar; chuletón de buey servido con una mezcla de hierbas aromáticas, verduras encurtidas, patatas a la crema y salsa de vino tinto. 90-120 €. Lista de espera. Todo completo hasta octubre. Nuevas reservas a partir del 2 de julio. 2. El Celler de Can Roca Los Roca, con el cocinero Joan, el sumiller Josep y el pastelero Jordi, son indiscutibles en la alta gastronomía mundial. El Celler de Can Roca, en Girona, se define como "un restaurante free style, de cocina en libertad, comprometida con la vanguardia creativa, sin renunciar a la memoria de las generaciones de antepasados de la familia dedicadas a dar de comer a la gente", y defiende "un diálogo permanente con los productores y con los científicos". Tras la gala de The World's 50 Best, Joan Roca mostró su "gran satisfacción" por pasar al segundo puesto, y bromeó con el "pique" con el número uno, Massimo Bottura, "con el que me llevo muy bien". "Lo importante es mantenerse año tras año en las primeras posiciones", dijo. Menús. Degustación: 185 €. Gran Festival: 205 €. El contenido de cada menú, una mezcla de cocina catalana, internacional y experimental, es, en principio, una sorpresa, y cada temporada se cambian los platos. En la web oficial del restaurante no hay información específica sobre el menú, pero, según The World's Best 50, entre los platos más destacados están las aceitunas heladas, recogidas directamente de un olivo bonsai, y cuyo sabor "explota en la boca", conchas de ostra liofilizadas con tartar de ostra, e interpretaciones de la cocina tradicional vasca en forma de bocaditos. La lista de platos reseñados por clientes incluye bombón de trufa y brioix de ceps, helado de espárragos y trufa, cigala con artemisa, caballa al vapor de amontillado, gamba de Palamós, sepia con salsa de arroz negro, ravioli de piel de lenguado a la meunière, magret de pato curado a la naranja, cochinillo ibérico, consomé de cordero al horno de leña, tostada de lengua y corna de cordero con cerebro y tripa, civet de pichón, o platano a la carbonara de vainilla. Lista de espera. Todo completo hasta abril de 2019. Las reservas se aceptan con un máximo de 11 meses de antelación y no se tramitan peticiones que sobrepasen ese límite. El nuevo periodo de reservas se abre a las cero horas del primer día de cada mes. 3. Mirazur El restaurante Mirazur está ubicado en el pueblo de Mentón, en el interior de la costa azul francesa. Su joven cocinero, el argentino Mauro Colagreco, basa sus platos en las hortalizas y flores de su propio huerto. Ha subido un puesto desde el cuarto del año pasado. Tras recibir el premio, Colagreco comentó que estaba "muy feliz". "Tengo una alegría enorme por estar en el top-ten de la gastronomía mundial, mañana tendremos que abrir y será un día con mucha responsabilidad por representar a la élite", dijo. Menús. Inspiración (cena y almuerzo): 110 €; Carta Blanca (cena): 160 €; Signatura (judías a la manteca y caviar osciètre, ostra Gillardeau y pera, langosta, porotos cocos , consomé a la manzanilla): 210 €. De acuerdo con la web del restaurante, "en el Mirazur, la cocina se desarrolla libremente de acuerdo a los productos disponibles y la inspiración del chef". Listas de espera. Las primeras mesas disponibles en la reserva online de la web del retaurante aparecen en el mes de octubre. 4. Eleven Madison Park El líder del año pasado, el neoyorquino Eleven Madison Park, del chef Daniel Humm, ha descendido al cuarto lugar de la lista. Humm, un cocinero que pone las raíces de la cocina de Nueva York y el minimalismo en el plato, mantiene que en EE UU puede haber "más libertad creativa" que Europa, donde "a veces la tradición puede ser un corsé". También ha lamentado que los mejores restaurantes de su ciudad sean "japoneses o italianos, no neoyorquinos", una tendencia contra la que lucha en el Eleven Madison Park desde hace siete años y a la que ha dedicado un libro I Love New York: Ingredients and Recipes. Menús. Degustación (entre 8 y 10 platos): 315 $ (unos 204 €). Degustación en el bar (5 platos); 175 $ (113 €). Entre los platos ofrecidos: crema de erizo de mar con chipirón; almeja manilla y manzana; gelee del arándano con cuajada ahumada y agretti; pepino con lapsang souchong y uva; anguila asada con foie gras y acelgas; verduras en escabeche y huevo cocido suave con migas de bagel; esturión ahumado, langostino con hinojo, guindas y almejas; zanahoria tartar con pan de centeno y condimentos; patata con piel de patata crujiente y polvo de cebolla; langosta cocida con escarola y almendra; mollejas glaseadas con avellana, hinojo y pera; pichón asado; ciruela marinada con jazmín y anacardo; tarta de queso de queso de cabra con arándanos y lima... Lista de espera. Completo hasta agosto. No se puede hacer reserva online con más antelación. 5. Gaggan El quinto puesto de la lista fue para el extrovertido cocinero indio Gaggan Anand, y su restaurate Gaggan, situado en Bankgkok, Tailandia. En la gala de este martes el chef dijo que su sabor preferido era "picante, picante y picante". En 2015, 2016 y 2017, el Gaggan fue nombrado mejor restaurante de Tailandia y mejor restaurante de Asia en la lista de los 50 mejores restaurantes asiáticos. Menús. Degustación: Unos 135 €. El menú del Gaggan es famoso por presentarse en la carta tan solo con emojis. Consta de 25 (a veces más) bocaditos, muchos de los cuales se comen con las manos. La oferta ha evolucionado desde la pura cocina india moderna a propuestas más internacionales, y ahora incluye también desde tacos de inspiración mexicana a sushi nigiri japonés e incluso galletas Oreo de berenjena. Su clásico "explosión de yogur" permanece en el menú, junto con nuevas creaciones como Lick It Up, donde se anima a los comensales a lamer un curry directamente del plato. Lista de espera. La reserva online debe hacerse con un mes de antelación.
>> Leer más

¿Qué no puede faltar en un picnic de playa? ()
20MINUTOS.ES Todo lo que se pueda comer a modo de picoteo, será mucho mejor. Lleva agua no solo para hidratarte sino también para enjuagarte las manos de arena. Playa, Cala Major, turistas, sol, bañistas, recurso El verano ya está aquí y los que quieran pasar 24 horas en la playa, tendrán que llevar municiones y reservas para poder pasar el día. La idea del picnic en la playa resulta muy apetecible pero claro, a la hora de de pensar en la comida llena de arena y la bebida caliente, todo eso queda atrás. De todas maneras, siempre hay algunos trucos con los que poder sacarle partido a la situación... Lo primero, como casi siempre que se va a la playa, las neveras típicas: una para la comida y otra para la bebida. Es importante que estén rodeados por bloques helados o bolsas de gel helado mejor que las bolsas de hielo porque estas terminan deshaciéndose. Comida Si se puede comer con las manos, te será mucho más cómodo. Fruta, embutido, sándwiches, frutos secos, pizzas, empanadas, quiches, bocadillos... Todo lo que se pueda comer a modo de picoteo, será mucho mejor ya que los platos y los cubiertos con la arena de por medio, no suele ser buena combinación. También debes evitar alimentos que incluyan mayonesa, huevos o pescados a menos que se traten de conservas. Como no querrás probar la arena de la paya, lo mejor es que envuelvas la comida en papel de aluminio o que la coloques en bolsas que tengan cierre hermético. Otra opción es que lleves todo dentro de tuppers, así le será imposible a la arena meterse dentro. Bebida Imprescindible que lleves líquidos, muchos líquidos para hidratarte porque ya sabemos de las temperaturas de estas fechas. Las latas de cerveza te serán muy útiles y tendrás que ponerlas junto a las bolsas de gel helado para que se mantengan frías durante el mayor tiempo posible. ¿Quieres llevar vino? Mejor blanco o rosado ya que es más fresco. Haz lo mismo con la botella de vino para mantenerlo frío y lleva vasos de plástico, a la hora de hacer estos picnics es mejor que lleves objetos de usar y tirar. Además, deberás llevar agua, mucha agua. No solo la que lleves para beber sino también para poder enjuagarte las manos antes de tocar los alimentos. Los zumos de frutas y hortalizas, como un zumo de tomate, siempre vienen bien ya que son muy refrescantes.   Utensilios A la hora de apoyar todo lo que llevas, mejor que la propia toalla, será una manta o un chal para tenderlo en el suelo. Si quieres llevar platos y cubiertos, lo más recomendable es que sean de plástico. En el caso de llevar cubiertos, los bowls y las ensaladeras son muy útiles para llevar los alimentos. Indudablemente, tendrás que llevar también servilletas de papel y bolsas para recoger la basura, se debe dejar todo tal cual estaba.
>> Leer más

Receta de arroz con bogavante para 6 personas ()
EMMA GARCÍA Dificultad: media Tiempo de preración: 45 minutos Arroz con pollo, una receta infalible. Arroz con bogavante El arroz con bogavante es el más gourmet de los arroces. Y aunque sea un plato de fiesta -el bogavante bueno sigue sin ser demasiado barato-, siempre está bien tener controlada la receta para una ocasión especial o para darnos un capricho. Existen muchas recetas y muchas formas de prepararlo. A nosotros nos gusta ésta porque es muy sencilla y el protagonismo se centra en el bogavante. Por eso no vamos a añadir ningún otro pescado o marisco más allá de lo que tenga el caldo. Evidentemente, si la idea es aligerar precio, el bogavante se puede combinar con otros ingredientes más asequibles. Como preparar arroz con bogavante, paso a paso En principio, con un bogavante grande tendremos suficiente para un arroz de 6 personas, pero si no son muy grandes o queremos salir a más cantidad podemos poner dos sin ningún problema. Vaya, que nunca suele sobrar. Ingredientes 1-2 bogavantes (dependiendo del tamaño) 600 gr. de arroz bomba 2 dientes de ajo 100 gr. de zanahoria 100 gr. de pimiento rojo 100 gr. de cebolla 100 gr. de puerro 150 gr. de tomate maduro 200 ml. de vino blanco 2 litros de caldo de pescado (fumet) Aceite de oliva virgen extra Sal Pimienta Azafrán / Colorante alimentario Pimentón de la Vera Perejil Preparación Empezamos preparando los ingredientes. Picamos la cebolla, el puerro, el perejil y los dientes de ajo. Pelamos y cortamos en rodajas finas la zanahoria, cortamos el pimiento en trozos pequeños, y pelamos y trituramos el tomate. Partimos el bogavante por la mitad y lo rehogamos unos minutos con aceite de oliva virgen extra en una paella o cazuela para que suelte su jugo y deje su sabor. Retiramos el bogavante y reservamos. Hacemos un sofrito con la cebolla, el puerro, la zanahoria y el pimiento. Rehogamos durante 5 minutos y añadimos los ajos picados. Sofreímos un par de minutos más y añadimos un vaso de vino blanco, el tomate triturado, unas hebras de azafrán, el perejil picado, un poco de pimentón de la Vera, sal y pimienta. Rehogamos durante 10 minutos más. Incorporamos el arroz al sofrito y removemos para que coja sabor. Añadimos el caldo de pescado y lo dejamos durante 10 minutos. Si preferimos el arroz algo más caldoso, sólo tenemos que añadir un poco más de caldo. Pasados los 10 minutos, troceamos el bogavante y lo añadimos al caldo dejándolo 5 minutos más. Apagamos el fuego y dejamos reposar el arroz tapándolo con un trapo seco y limpio.
>> Leer más

Cómo hacer salsa carbonara en Thermomix ()
EMMA GARCÍA La auténtica receta de espaguetis a la carbonara sin nata. ¿Prefieres la versión con nata? También te damos la receta. Salsa carbonara No está de más recordar que, con o sin Thermomix, la salsa carbonara auténtica no lleva nata por muy común que sea verlo por estas tierras. Así que, para ser lo más fieles posible a la receta italiana, vamos a preparar, también con Thermomix, una salsa carbonara de verdad. La receta original lleva guanciole, que es carne de la papada del cerdo. Aquí es difícil de encontrar, así que lo más aproximado es usar panceta o bacon. El queso Pecorino, de aspecto casi igual al parmesano pero con diferente sabor, sí podemos encontrarlo en mercados, tiendas de quesos especializadas o en grandes superficies. Si no, siempre podemos usar parmesano. Cómo hacer la salsa carbonara en Thermomix, paso a paso En 15 minutos tendremos lista una estupenda receta casi tan buena como la auténtica italiana. Ingredientes 150 gr. de bacon o panceta (guanciole si encontramos) 100 gr. de queso Pecorino 2 huevos 2 yemas 15 gr. de aceite de oliva virgen extra 10 gr. de sal Pimienta negra al gusto Ponemos el queso en el vaso y trituramos 10 segundos a velocidad 10 hasta convertirlo en polvo. Lo pasamos a un bol y reservamos. Cortamos la panceta o guanciole en tiras de un centímetro quitando la corteza dura y los botones de hueso si los tiene. Ponemos el aceite en el vaso junto con la panceta y sofreímos 5 minutos a 120 grados y velocidad 1. Si la panceta esta cortada algo gruesa puede que necesitamos sofreír unos minutos más. Lo pasamos a una fuente y reservamos. Aclaramos el vaso con agua. Ponemos en el vaso los huevos y las yemas con el queso rallado. Añadimos la sal y la pimienta. Mezclamos 15 segundos a velocidad 4. Mezclamos la salsa con la panceta, y listo. Ya sólo queda ponerla sobre nuestra pasta favorita. Y si aún sabiendo que no es la receta auténtica preferimos una versión con nata, ahí va una receta de macarrones carbonara (con nata). Ingredientes 50 gr. de queso Pecorino o parmesano 35 gr. de cebolla 35 gr. de aceite de oliva virgen extra 200 gr. de dados de bacon 200 gr. de nata 450 gr. de agua 10 gr. de sal 250 gr. de macarrones 1 huevo Ponemos en el vaso el queso Pecorino o parmesano y rallamos 10 segundos a velocidad 10. Retiramos y reservamos. Ponemos en el vaso la cebolla y el aceite. Troceamos 6 segundos a velocidad 4. A continuación lo sofreímos 4 minutos a 120 grados y velocidad 1. Incorporamos el bacon y sofreímos 3 minutos a 120 grados con giro inverso y velocidad cuchara. Añadimos la nata, el agua, la sal y los macarrones. Programamos el tiempo indicado por el fabricante a 100 grados con giro inverso y velocidad cuchara. Batimos un huevo de forma manual y lo añadimos al vaso. Mezclamos 2 minutos a 100 grados con giro inverso y velocidad cuchara. Servimos y espolvoreamos por encima el queso rallado.
>> Leer más

Receta del auténtico salmorejo cordobés ()
EMMA GARCÍA Dificultad: muy sencillo. Tiempo de preparación: 20 minutos. Algunos consejos para un salmorejo casi perfecto. Salmorejo Aunque hablar de una única receta de salmorejo no sería muy justo, como nos aclaraba el chef de La Salmoreteca -restaurante especializado en este plato y con locales en Córdoba, Sevilla y Torremolinos-, ésta es la receta de salmorejo más habitual o al menos la que gusta más en Córdoba. La base principal del salmorejo es el tomate maduro. Lo ideal es mezclar tomate en rama y de pera en una proporción de 60-40. Los primeros aportarán el sabor y los segundos el color rojo que dará más intensidad al plato. El pan, mejor usar de diario, no pan duro. Tradicionalmente se usa pan de telera pero, si no encontramos, lo suyo es emplear uno con miga compacta. Y el aceite, por supuesto de oliva virgen extra, el mejor que podamos permitirnos. Con estas instrucciones, en unos pocos pasos tendremos listo un auténtico salmorejo cordobés que acompañaremos con una guarnición de huevo cocido y taquitos de jamón. Ingredientes 1 kilo de tomates 100 ml. de aceite de oliva virgen extra 1 diente de ajo (5 gramos) 10 gr. de escamas de sal 200 gr. de pan de telera o miga de pan 2 huevos 100 gr. de jamón Preparación Lavamos bien los tomates y los partimos en 4. Los trituramos con ayuda de un robot de cocina hasta que queden lo más finos posible. Podemos colarlo para quitar cualquier resto de piel. Si tenemos Thermomix no será necesario. Laminamos el ajo y lo añadimos al tomate triturado junto a la miga de pan, la sal y el aceite de oliva. Trituramos de nuevo. Es un plato de cuchara, así que tampoco debe de quedar especialmente líquido. Lo dejamos reposar y lo guardamos en el frigorífico. Para la guarnición, calentamos agua en un cazo. Cuando empiece a hervir añadimos los dos huevos y los dejamos durante diez minutos. Los sacamos del agua y enfriamos. Quitamos la piel y los picamos en trocitos pequeños. Cortamos el jamón en trocitos pequeños o usamos taquitos. Hay que servir el salmorejo frío pero no demasiado, así que es mejor sacarlo del frigorífico media hora antes de servir. Servimos el salmorejo en un bol o plato hondo y por encima añadimos huevo y jamón al gusto con unas gotas de aceite.
>> Leer más