Empleo


Mercadona busca conductores para reparto con contrato fijo y sueldo de 1.800 euros ()
20MINUTOS.ES Además, también busca personal para supermercados y logística, entre otros. Mercadona contratará 9.000 personas para este verano con un sueldo de 1.328 euros. Camión de reparto de Mercadona Mercadona ha lanzado esta semana 110 plazas vacantes entre las que se busca cubrir puestos de conductores para reparto en Bilbao y Galdakao (Vizcaya) y Valencia. Esta oferta de empleo se une a las 9.000 personas ya contratadas por la empresa para la campaña de verano. La empresa presidida por Juan Roig comenzó hace un año su expansión en el comercio electrónico implantando en Valencia este sistema, y trabaja para hacerlo posible también en Barcelona y Madrid a lo largo de este año. En el resto de provincias aún no se puede acceder a este servicio, sino que los pedidos se preparan y se reparten desde los supermercados. Las personas interesadas en los puestos de repartidor deberán tener al menos el certificado de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y un año de experiencia profesional en la conducción. Los contratos serán indefinidos con jornadas de 40 horas semanales de sábado a domingo y un salario inicial de 1.193 euros netos al mes con progresión hasta los 1.477 euros netos al cuarto año, según el nuevo convenio convenio colectivo de la compañía. A estos sueldos se le añade posteriormente la prima por objetivos, que llega al 98% de los empleados. Este complento, desde el primer año de antigüedad hasta el cuarto, corresponde a una nómina. A partir de los cuatro años equivale a dos salarios adicionales. Por lo tanto, las personas que obtengan las vacantes de repartidores podrán llegar a cobrar 20.678 euros netos al año, es decir, 25.200 euros brutos. Más ofertas de trabajo Además de estas ofertas de empleo destinadas a conductores, Mercadona también ha publicado otras en relación al personal en supermercados con las mismas condiciones salariales en Sevilla, Barcelona, Lleida, Navarra, Valencia, Girona, Teruel, Palencia y Córdoba. También ha publicado la disponibilidad de nuevos trabajos en el apartado logístico en Vitoria (Álava). Los estudiantes universitarios podrán acceder a nuevas ofertas de empleo fijo para fines de semana con sueldos de hasta 663 euros en las provincias de Navarra, Barcelona, Madrid y Teruel. Asímismo, Mercadona también busca mandos intermedios para sus oficinas en Paterna (Valencia), donde se encuentra la sede de su departamento de Informática, con salarios de hasta 69.000 euros brutos al año para los candidatos más preparados. Las personas que quieran optar a alguna de estas ofertas deberán registrarse en la página web de Mercadona, donde seleccionarán el puesto al que aspiren. Después, enviarán una solicitud con sus datos personales y académicos. El departamento de Recursos Humanos tramitará todas las peticiones y citará a los candidatos que pasen la primera prueba para una entrevista personal a través de un correo electrónico.
>> Leer más

Esther Ponce (Adecco): "Los perfiles tecnológicos son los más buscados" ()
PABLO SEGARRA Esther Ponce es directiva de Spring Professional, empresa de Adecco especializada en búsqueda y selección de mandos medios y ejecutivos. Esther Ponce, de Adecco ¿Cuáles son los profesionales más buscados en 2019? Los profesionales más buscados son los relacionados con la tecnología dada la transformación digital que están abordando tanto las empresas como la sociedad en general con nuevos hábitos de consumo. En concreto, este año despuntan los especialistas en Cloud y los desarrolladores de Frontend. En otros sectores, destaca la demanda de Key Account Manager, analistas de banca privada, Digital Marketing Manager, Electrical Engineering, Flagship Manager, Project Manager, analistas de control de gestión, Office Manager, abogado fiscalista y responsable de producción de estériles. Y en cuanto a las retribuciones, ¿cuáles son los mejor pagados? Los perfiles relacionados con la banca de Inversión son los más cotizados. El Managing Director es el mejor pagado de todos ellos. Al margen de sector bancario, el Big Data Architect, el Export Area Manager, el Marketing Automation Specialist, el Black Belt, el director de expansión internacional, el director de agencia logística, el Chief Financial Officer, el director de recursos humanos, el socio con cartera de clientes (legal) y director comercial en la industria farma son los mejor pagados. ¿Y cuáles son las profesiones que van en declive? Van a estar en declive todas aquellas posiciones que puedan ser mecanizadas o reemplazadas por la tecnología. ¿Es mejor optar por la FP o por un título universitario? La demanda de estudios de FP y universitarios se ha ido igualando en los últimos años. Alrededor del 40% de las ofertas de empleo requiere estudios de FP y otro 40% hace lo propio con las carreras universitarias. Hoy en día, el hecho de tener estudios universitarios no implica mayores oportunidades laborales que la FP. Por todo ello, desde Adecco y Spring Professional animamos a las personas a que estudien lo que más les gusta, que establezcan un plan para lograr su propósito profesional y que apuesten por el aprendizaje continuo y el desarrollo de habilidades, que son los dos puntos que marcan la diferencia. Para alguien que quiera ser emprendedor, ¿qué conocimientos cree que son más recomendables? Para ser emprendedor hay que contar con una actitud proactiva, determinada, resiliente. Si a esto añadimos una formación en gestión y dirección de empresas y equipos, idiomas, tendremos más cercano el éxito. ¿Hasta qué punto es importante conocer dos o más idiomas? El conocimiento de idiomas es un apartado diferenciador que nos abre las puertas a múltiples proyectos, sectores y áreas transversales. Además, el escenario global en el que nos movemos, la internacionalización de las empresas y la creciente circulación de trabajadores entre diferentes países han hecho que las compañías se decanten cada vez más por contar con equipos multiculturales, una tendencia que está contribuyendo a aumentar la demanda de idiomas en el conjunto de la oferta de empleo. Desde 2013, año tras año se ha incrementado la demanda de idiomas como requisito para acceder a un puesto de trabajo. Ese año, el 31,9% de las ofertas hacía referencia al conocimiento de una lengua extranjera mientras que hoy esa cifra se establece en el 34,7%.
>> Leer más

¿Por qué es importante tener un título universitario? ()
PABLO SEGARRA Expertos sostienen que a mayor nivel de estudios aumentan las opciones de tener un empleo. Los alumnos que obtienen licenciaturas suelen incrementar su autoestima e independencia. "Un título universitario garantiza encontrar un empleo de más calidad y más rápido". OPINIÓN: Por qué estudiar un grado. Estudiantes universitarios Estudiar una carrera universitaria, cuál y dónde es una de las decisiones importantes que se toman en la vida. En España cuatro de cada diez jóvenes tienen un título universitario, un porcentaje que es similar a lo que ocurre en otros países del entorno europeo. La principal diferencia con la media de la OCDE es que el porcentaje de jóvenes de 25 a 34 años que no tienen Bachillerato ni FP de grado medio en España es del 35%, más del doble que la media europea (16%). ¿Pero conviene tener un título universitario? a mayor nivel de estudios, mejor salario Uno de los principales motivos es el económico. A mayor nivel de estudios, mayor salario Las diferencias salariales se incrementan con la carrera profesional. A los 55 años, edad en la que un trabajador medio alcanza su mayor nivel de ingresos, un ocupado con estudios de licenciatura recibe un salario que multiplica por 2,3 el de uno con estudios secundarios obligatorios (ESO), mientras que un diplomado y un graduado en FP (Formación Profesional) superior ven multiplicado su salario por 1,8 y 1,5, respectivamente. Estas son algunas de las conclusiones del informe de Esenciales de la Fundación BBVA, en colaboración con el IVIE. Según el estudio, realizar estudios facilita la obtención de un salario superior, pero existen diferencias en función de la rama de estudios escogida. Ciencias de la Salud es la clara ganadora en este aspecto, los ocupados en este campo obtienen un salario medio de 41.242 euros anuales, lo que supone un 28% más, en promedio, de lo que perciben quienes cursaron enseñanzas de Humanidades (32.273 euros). Los graduados superiores en Ciencias Experimentales, Ingeniería y Arquitectura, y Ciencias Sociales consiguen unos salarios medios superiores en un 24%, 9% y 6%, respectivamente, a los obtenidos por quienes estudiaron Humanidades. Mayor empleabilidad Por otro lado, no sólo ganan más dinero quienes tienen un título universitario, sino que también tienen más posibilidades de encontrar empleo. Eso no quiere decir, obviamente, que quien tiene una carrera universitaria va a tener un puesto de trabajo, pero sí aumenta sus posibilidades. Según el director de Educación y Cualificaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Andreas Schleicher, la educación universitaria es, a día de hoy, "altamente productiva", si bien los estudiantes no siempre eligen las carreras más beneficiosas para su futuro. "Los sistemas educativos deben explicar mejor a los jóvenes qué estudios ofrecen las mayores oportunidades para la vida", declaró. La OCDE, que también realiza cada tres años el Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA), explica que los adultos universitarios tienen más probabilidades de encontrar trabajo. Ciencias e Informática, buenas perspectivas Las carreras con mejores perspectivas laborales son precisamente las del grupo conocido como STEM -ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas-, lo que refleja "las demandas de una sociedad cada vez más impulsada por la innovación", apuntó Schleicher. En particular, los licenciados en carreras de TIC, como informática o telecomunicaciones, tienen un nivel de empleo siete puntos porcentuales por encima que los graduados en humanidades y arte, periodismo o ciencias sociales, apunta el informe. Estudiar lo que te gusta Otra de las ventajas es que puedes especializarte, y después trabajar, en algo que te gusta. Por tanto, puede ser un profesional de determinado campo. Esto puede suponer que disfrutes mucho más de tu trabajo. No es solo una cuestión monetaria sino también de satisfacción personal, de sentirse realizado. Esperanza de vida más alta Otro factor muy importante es la esperanza de vida. Según Miguel Requena, catedrático de Sociología de la UNED, "las personas con licenciatura es casi cuatro años mayor que la de los no licenciados. Y la diferencia entre hombres y mujeres es más notable, cinco años para los hombres y de 2,6 para las mujeres". Según el experto, "los que son titulados superiores tienen una mayor esperanza de vida que los titulados medios, y éstos, una mayor esperanza que los titulados bajos", por tanto, "la educación proporciona años de vida". Relaciones personales Las Universidades son lugares ideales para conocer a personas, ampliar relaciones sociales y hacer amistades. Además, estos contactos de un sector determinado pueden abrir puertas a nivel laboral de cara a un futuro. Hay estudiantes que deciden mudarse a otras ciudades o países a cursas estudios. Ello suele derivar en una mayor responsabilidad a la hora de administrar sus ingresos económicos así como en realizar tareas domésticas (limpiar la casa, cocinar, hacer compras, lavar la ropa...), lo que aumenta el autoestima y la sensación de valerse por uno mismo.
>> Leer más

Roberto Fernández, rector: "Un título universitario garantiza encontrar un empleo de más calidad y más rápido" ()
PABLO SEGARRA Es el rector de la Universitat de Lleida y ha sido el presidente de la CRUE, Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, hasta el pasado 16 de mayo. ¿Por qué es importante tener un título universitario? OPINIÓN: Por qué estudiar un grado. Roberto Fernández, rector ex presidente de la CRUE Roberto Fernández, historiador, es el rector de la Universitat de Lleida (UdL) y ha sido el ‘jefe’ de los rectores de las Universidades Públicas españolas hasta el pasado jueves 16 de mayo, cuando cedió el testigo al frente de la CRUE, la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas a José Carlos Gómez Villamandos, rector de la Universidad de Córdoba (UCO). Roberto Fernández analiza para 20minutos.es la situación y retos de la Universidad en España, hace balance de su periodo al frente de la CRUE y defiende la importancia de tener al menos un título universitario para tener más opciones de lograr un empleo de más calidad y de forma más rápida. Hay cierta preocupación entre los jóvenes respecto a que tener un título universitario no garantiza nada, ni trabajo ni buen sueldo. ¿Es importante y conveniente tener un título universitario? Todos los estudios de los que se disponen nos dicen que hoy por hoy, respecto al mercado de trabajo, tener un título universitario es la mayor garantía de encontrar un empleo más rápidamente, con mayor salario y de mayor calidad. Por tanto, ir a la Universidad, desde hace 30 años, es sinónimo de poder encontrar un empleo mejor. Comprendo que los estudiantes de cualquier disciplina, cuando acaban sus estudios, quieran encontrar trabajo al día siguiente y sería lo deseable. Pero la media en la que encuentran trabajo en su disciplina, o afines, es corta. La Universidad, en ese sentido, cumple con sus objetivos. España tiene uno de los índices de paro juvenil más elevados de la Unión Europea. ¿Cómo se puede ayudar desde las Universidades a mejorar la empleabilidad juvenil? En primer lugar decir que a la Universidad se le pide casi todo, que sea motor económico, del desarrollo social, de la equidad y cohesión social, que sea motor del cambio tecnológico, que procure por la felicidad de los ciudadanos. Nosotros aceptamos ese reto pero no nos dan la financiación económica necesaria para que lo podamos cumplir debidamente. Dicho eso, hay que decir que el problema del paro juvenil en España no es de las Universidades sino de la sociedad. Y a este problema deben hacer frente los Gobiernos nacional, autonómicos y municipales. Pero es evidente que la Universidad también debe sentir sobre sus espaldas la responsabilidad de avanzar para lograr la mayor empleabilidad de sus graduados. No conozco ninguna Universidad Pública española que no tenga ya políticas de ocupabilidad en su estructura organizativa. Las Universidades se sienten responsables de la salida profesional de sus egresados. Hay oficinas para buscar salidas profesionales, se adaptan los planes de estudios… todo con el fin de impulsar la empleabilidad. ¿Está satisfecho con la financiación de las Universidades por parte de los poderes públicos, les dan el dinero que necesitan? Las cifras nuestras y las de otros países europeos indican claramente que si queremos estar a la vanguardia del mundo, si queremos seguir siendo la décima potencia mundial investigadora, si queremos que la Universidad contribuya al avance y al futuro de España necesitamos mayor inversión. Nuestros presupuestos son infinitamente menores. Todo el mundo está de acuerdo en que las Universidades Públicas españolas deberían disponer de presupuestos mayores, como mínimo un 2% del PIB, pero eso, lamentablemente, no lo hace ningún gobierno. ¿En España tenemos suficientes Universidades Públicas o las que hay son insuficientes? Si hacemos una ratio de número de Universidades por número de habitantes podrían aumentar. Si lo comparamos proporcionalmente, por ejemplo, con Gran Bretaña, España debería tener 30 Universidades más. Personalmente creo que con las que hay son suficientes, pero lo que sí habría que hacer es dotarlas mejor para que cumplan con su función de crear conocimiento y divulgarlo. ¿Qué balance hace de su periodo al frente de la CRUE? De lo que más satisfecho se siente y algo que le hubiera gustado poder hacer y no haya podido por falta de tiempo. Hay dos cosas. Una que me siento satisfecho y esperanzado pero que me hubiera gustado participar más. Es la nueva ley de Universidades. Tengo la profunda convicción de que hemos convencido al conjunto de la sociedad y de los grupos parlamentarios de que se necesita una nueva ley. Por eso presentamos la petición con los agentes sociales y los estudiantes en la sala Ernest Lluch, que fue un éxito total, y el partido del Gobierno actual la lleva en su programa para hacer una nueva ley. Por tanto, me siento muy satisfecho de haber dado esa idea y de que haya cuajado. Creo que sería muy positivo y conveniente que saliera esa nueva ley por consenso de todos los grupos políticos. Y lamentar que mis ojos no lo puedan ver, pero lo importante es que lo vea la sociedad española y estoy seguro de que el nuevo presidente de la CRUE, José Carlos Gómez Villamandos, va a seguir impulsando esa iniciativa porque es el sentir de todos los rectores. Y una segunda cosa de la que me siento satisfecho es que la CRUE ya ha cuajado como la gran representante de las Universidades Públicas españolas. ¿Qué espera de la nueva ley de Universidades que previsiblemente se aprobará en esta nueva legislatura? Creo que la Universidad española, enmarcada a su vez en la globalización trepidante e imparable que estamos viviendo, necesita una nueva ley orgánica para dar sentido global a un nuevo modelo. No podemos seguir con una reforma aquí y otra allá. Partiendo de lo que tenemos, que es el mejor sistema universitario que hemos tenido en la historia, sea capaz de ahondar en su calidad y ponerlo al nivel de los mejores sistemas universitarios del mundo. Necesitamos más autonomía y más presupuesto. Las nuevas tecnologías están cambiando mucho nuestra sociedad, nuestros comportamientos de toda índole. ¿Cómo están afectando a las Universidades, a la docencia, al aprendizaje…? Las Universidades procuramos estar siempre a la vanguardia de los cambios. En ese sentido, todas las Universidades españolas han hecho un esfuerzo muy importante en implantación de nuevas tecnologías, en la docencia, en la gestión, en la administración de los centros. Y por tanto se ha avanzado muchísimo. Es evidente también que esas nuevas tecnologías van a tener un recorrido muy importante en la docencia. Las Universidades deben prepararse para una docencia que ya no será solo la de la clase magistral, aunque yo la reivindico, sino también otro tipo de docencia en la que las nuevas tecnologías pueden ayudar mucho a personalizar la enseñanza a nuestros estudiantes. ¿Está avanzando la colaboración entre las empresas y las Universidades para mejorar en la empleabilidad de los estudiantes? Te lo diré de una forma rotunda: si miro atrás y me pongo en los años 70-80 era una quimera pensar en la colaboración entre Universidades y empresas, hoy puedo asegurar que se ha hecho una barbaridad, se ha avanzado muchísimo. Pero aun así todavía queda mucho por hacer, mucho. El mundo empresarial debería conocer mejor a las Universidades, y las Universidades entender mejor la cultura empresarial. El 60% de los titulados en las Universidades son mujeres pero el número de rectoras no llega al 20%. Y las profesoras también son minoría. ¿Por qué ocurre? Cuando presido una asamblea de la CRUE y veo el escaso número de rectoras que hay daña mi sensibilidad social. Existe un problema y es que hay un grado de eficacia enorme de las mujeres en la vida universitaria, de nuestras compañeras, pero hay un techo de cristal que impide que lleguen a los puestos de catedrática, a los puestos de responsabilidad universitaria entre ellos los de rectora. Por tanto sí, hay un problema que tenemos que abordar el conjunto de las instituciones. ¿Y por qué existe ese techo de cristal? Creo que tiene que ver muchísimo con la maternidad, la conciliación familiar y la dedicación de las mujeres al cuidado de los mayores de la casa. Hay que hacer políticas valientes para erradicar este techo de cristal. En mi Universidad cuando alguien ha dado a luz a esa investigadora le guardamos un año sabático para que pueda recuperar un año en la investigación.
>> Leer más

Las pymes buscan soluciones "temporales" y tiran de papel y boli para cumplir con el registro de la jornada ()
LOLITA BELENGUER / VÍDEO: GUILLERMO SAVATER La justicia europea ha respaldado la medida y sentencia que se debe obligar a los empresarios. A quién afecta y quién está exento de cumplir con el registro de la jornada laboral. FOGONAZOS | El lío de las horas extras, por Carmelo Encinas. ENCUESTA | ¿Te parece adecuado el control de jornada laboral? Control de la jornada laboral La implantación del registro de la jornada laboral al que el Gobierno obliga a las empresas desde este domingo es uno de los temas de conversación que más confusión está generando estos días. El Real Decreto-ley sienta la base legal pero deja en mano de la negociación colectiva su implantación y desarrollo. Hay que registrar cuando los trabajadores empiezan y terminan su jornada, así como las pausas voluntarias —"es conveniente", reza la guía del Ministerio publicada este lunes—. Pero, ¿cómo hacerlo? Aquí hay tantas respuestas como empresas, cada una ha de consensuar con sus empleados la técnica de registro que mejor se adapte a sus necesidades. En el caso de Claudio Jara, autónomo al cargo de 'Chocoplanet', una pastelería en el barrio de la Concepción de Madrid, con un solo empleado, no ha supuesto un gran cambio. "Estamos registrando en una hoja Excel la entrada y la salida de nuestro trabajador, que firma al entrar y al salir. De momento lo estamos haciendo en papel porque somos una pequeña empresa formada por dos hermanos". Jara, que como autónomo está exento de registrar sus propias horas —"no tenemos horario", matiza—, considera que este registro "es algo que era necesario" después de "seis generaciones" de pasteleros en su familia. Souad Elbenaye es peluquera y trabaja en una tienda de la cadena Marco Aldany, donde ya "desde hace muchos años" registran la entrada y la salida de los empleados. "Lo registramos en el ordenador, cada uno con su código". La empresa, por tanto, no ha enviado a esta trabajadora ninguna instrucción nueva a raíz de la entrada en vigor del Real Decreto-ley que introduce el registro diario de la jornada laboral en el artículo 34.9 del Estatuto de los Trabajadores. Antonio Blanco está al cargo de la empresa de instalaciones eléctricas 'Grupo IMB'. En su caso, son siete trabajadores y explica a 20minutos que "de momento" están utilizando una plantilla de Excel que les envió su asesor donde los empleados "firman a mano". Reconoce que es una solución temporal "hasta que se implante alguna aplicación móvil con geolocalización". Según explica, su empresa tiene el "problema" de que "parte de nuestros trabajadores no fichan todos los días aquí porque van directamente a obras". Por ello, están "buscando una solución", y mientras tanto cumplen la ley con un modelo de Excel, que es "válido". "Estamos cumpliendo porque han dicho qué es lo que hay que hacer pero no han dicho cómo", afirma con tono de reproche. "Nuestro trabajo no es ciencia exacta", abunda para justificar las horas extra, que asegura que "se compensarán con tiempo de descanso". "El programa informático con el que gestionamos las medicaciones cuenta con una aplicación aparte donde se registra la hora de entrada y salida de cada usuario", añade Beatriz Izquierdo, titular de una farmacia en Madrid donde ya fichan desde hace tiempo. Un hábito que, por tanto, "ya tenemos interiorizado", asegura. Lo mismo le pasa a la consultora de IQVIA Brígida Chaves, en cuya empresa lo controlan "con la huella" dactilar y así ha sido desde que empezó a trabajar hace cinco años. "No hemos sufrido cambios, estamos acostumbrados a registrarnos al entrar y al salir, o cuando necesitamos horas de más y horas nuestras", asegura Chaves, que se muestra familiarizada y de acuerdo con este sistema. Una asesora laboral: "Están perdidos" La responsable del departamento laboral de Dinamia Asesores, Sonia Cano, es tajante con sus clientes: "Tienen que cumplirlo". Sin embargo, detecta "bastantes problemas" a la hora de implantar el registro. Es el caso de las empresas con "bolsas de horas" o con jornadas que se interrumpen durante el día por diferentes motivos. "Les instamos a que cumplan con el registro obligatorio, pero se están encontrando con muchas dificultades para llevarlo a cabo. Además, la Administración tampoco ha marcado claramente las pautas" sobre cómo aplicar la ley. El principal problema que detecta Cano es "distinguir entre las horas de trabajo y las que, aunque estás presente en la empresa, no son efectivas". Se refiere a "la media hora para el café", a las "salidas para comer" o, por ejemplo, a los transportistas que "se tienen que esperar una hora tomando un café con el camión parado hasta que se lo cargan. Esa hora, ¿cómo se contempla: como efectiva o como hora de descanso?", cuestiona. "Se supone que es trabajada porque el trabajador está a disposición de la empresa, pero no es efectiva", plantea. En este sentido, la guía que elaboró este lunes el Ministerio para ayudar a las empresas a resolver sus dudas sobre la implantación del registro de la jornada laboral asegura que "es conveniente" apuntar las pausas obligatorias y voluntarias "para permitir eludir la presunción de que todo el tiempo que media entre el inicio y finalización de jornada registrada constituye tiempo de trabajo efectivo". La mayoría de los clientes de Cano, que reconoce que "están perdidos", están optando por controles con plantillas en papel: "Son pequeñas empresas que no pueden asumir el coste de una aplicación informática, no es viable". Cano reprocha que "falta directriz por parte de la Administración sobre cómo llevarlo a cabo. Este asunto no es nuevo, la ley es de ahora pero la Inspección ya lo lleva aplicando desde hace dos años", añade. "Espero que la Administración sea benevolente con determinadas situaciones", concluye.
>> Leer más