La Columna de deseo2


Zombicidas....y ahora qué?

 

Niños, adultos, ancianos, perros... con la cabeza gacha y la mirada fija en el móvil, vagando por las calles, parques, grandes avenidas, sin mirar al vecino, ni al semáforo...os suena? Seguro que más de uno/a, (entre los que me incluyo), ha sido observador de alguna de estas parodias. En cualquier parte del mundo, es ya algo usual ver a "manadas" de personas, cual leones tras su presa, corriendo en una misma dirección, y no, no es un ataque zombie propio de series como The Walking Dead en la que huyen despavoridos por no caer en manos de esos devoradores. No, es algo mucho peor, es un Pikachu de nivel 50, es un ídolo de masas, ni Messi, ni Ronaldo, es la locura Pokemon Go: el zombicidio. 

Nada ni nadie ha conseguido la repercusión que a nivel mundial tiene hoy en día la industria de la tecnología y a la vista está. Si ya era un hecho que el uso del móvil es algo más normal que echarse la siesta un domingo de verano después de comer, con la nueva moda de Pokemons por el mundo, lo inusual es no ver a ser viviente sosteniendo el móvil en plena carretera para "cazar" uno de estos animalitos y así estar a la última.

Pero lo extremo y peliagudo del caso, no es el hecho en si, de que miles, millones, la cuarta parte del planeta, esté revolucionado con esta simple app, sino los límites a los que está llegando la población, el nivel de manipulación al que están siendo sometidas las mentes de nuestro planeta, y lo más caótico, el efecto en las nuevas generaciones, capaces no sólo de poner en riesgo su vida, sino de perderla. 

Da miedo pensar que este fenómeno puede llegar a tener poder sobre las mentes de las masas, haciendo que estas se movilizen a su antojo, convirtiendoles en marionetas incapaces de tener una charla social o de tomarse un café sin mirar si tenemos uno de esos bichejos sentados en la silla de al lado. Es posible que el mundo que profetizaba Will Smith en "Yo, robot" no esté tan lejos como pensamos, ya que se han convertido en máquinas que no piensan, actúan, en zombis deseosos de un preciado pokemon, que ya puede estar en mitad del Sáhara, que en pleno Agosto a 50ºC van a ir en avalancha, cual 5 de Enero a las puertas del Corte Inglés, a obtener tan preciado tesoro (riase Frodo Bolsom de su anillo).

¿En que se está convirtiendo, pues, nuestro mundo? ¿O lo que es peor, hacia donde va encaminada  esta peligrosa herramienta? Sea como sea, esperemos que se trate de una mera moda pasajera, o que no tarden demasiado en recolectar todos los bichos. 

En cualquier caso, ante los acontecimientos recientes, considero necesario tomar medidas urgentes para poner fin a esta masacre cerebral que no solo está arruinando las mentes, sino la vida de muchas personas que se han quedado por el camino tratando de alcanzarlos. 

Solo espero que no sea demasiado tarde y que se puedan repoblar las mentes humanas, de no ser así, se estaría perdiendo el futuro.

Esta  es solo mi opinión, quizás demasiado critica, tal vez abusiva dirian aquellos pokeadictos, pero bien, se trata de usar las nuevas tecnologías con cabeza, que esto no es un juego, es una realidad.

Sea como sea, es solo una opinión, eso si, cuando salgan a tomar unas cervezas, tengan cuidado, nunca se sabe si un Pikachu o un Charmander puede estar compartiendo terraza con ustedes.

 

Un saludo. By deseo2.